Envíos discretos | Compra 100% segura | WhatsApp 11 3014-4639

¿Dildo o vibrador?

Cuál es la diferencia entre dildo y vibrador

Comenzar en la exploración de juguetes sexuales no siempre es fácil, hay un sinfín de tipos, para el clítoris, masturbadores, punto G, punto P, anales, para pezones, con o sin vibrador, para parejas y normalmente mal catalogados para ellos o ellas.

Si entras a un sexshop por primera vez puede ser que te resulte apabullante, es por ello que decidimos hacer diferentes posteos explicando los tipos de juguetes sexuales que podes encontrar para empoderar tu orgasmo.

Vamos a comenzar por lo más básico que es la diferencia entre dildo y vibrador.

El dildo normalmente es el primer juguete que unx adquiere ya que es uno de los más sencillos y también accesible al momento de pagarlo.

Generalmente tiene forma fálica y siempre carece de vibración, la estimulación pasa por la penetración y es ideal para usarlo solx o con tu pareja.

Si bien suelen ser bastante básicos existen muchos tipos y tamaños de dildos. Dentro de la composición podes encontrar dildos de silicona, de vidrio, de látex, de gelatina (jelly),  y dentro de estas variantes hay dildos realísticos, anales, gigantes, rígidos, dobles.

Los dildos de silicona, látex y gelatina se caracterizan por ser flexibles, por lo que se adaptan a tu cuerpo, son suaves, fáciles de limpiar, excepto el de gelatina que al ser poroso absorbe más fluidos y no se puede esterilizar, y son resistentes a las caídas.

El tamaño ronda entre los 12 y 22 centímetros pero se pueden encontrar dildos mucho más grandes.

Los vibradores son juguetes más sofisticados que cuentan con uno o más motores que vibran aumentando notablemente la estimulación y el placer.

Normalmente están realizados en silicona o gelatina y al igual que en los dildos hay un sinfín de modelos. En el mercado podemos encontrar vibradores para el punto G, realísticos, rotativos, sumergibles, a distancia, anales, succionadores, para masajes, para parejas, rígidos, rabbits.

Además de las vibraciones otra diferencia que tienen con los dildos es que la estimulación no pasa solamente por la penetración, las mismas vibraciones ayudan a estimular otras zonas erógenas, entonces por más que te compres un vibrador para el punto G podes darle otros usos.

El tamaño también varía mucho, podes encontrar desde balas vibradoras de 5 cm de largo a vibradores rotativos o anales de más de 20 cm de largo. La variación también pasa por el grosor.